Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de AinaEl jardín olvidado

Aina

Los libros de Kate Morton nacen con una trama mojada en misterio, amores trágicos e incógnitas que resolver a lo largo de ellos. El Jardín Olvidado huele a Mar, leerlo es ver el Sol reflejarse en el mar en verano, oler la sal, oír los pájaros por las mañanas y la brisa templada con el café en la mano. Y es que a pesar de estar mojado en misterio, el sello personal de Kate Morton es la feminidad, "El Jardín Olvidado" no iba a ser menos. La autora tiene una conciencia muy grande y fuerte sobre la psicología y los roles de la mujer, es como si dentro de la autora hubiera el conocimiento y la belleza de lo que supone ser mujer, pues sus protagonistas casi siempre suelen ser femeninos.

En este caso, el Jardín Olvidado es narrado con saltos en el tiempo y a dos voces para que el lector vaya comprendiendo, a medida que avanza, el orden de la historia y las llaves del porqué pasan las cosas. El amor maternal, el abandono y la incertidumbre rebozan continuamente la trama, para terminar en un final brillante.

Cuando un libro se escribe con amor se sabe, "El Jardín Olvidado" es un ejemplo de ello.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS