Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de AinaEl perfume

Aina
  • Lo mejor Personajes, la trama, el final.
  • Lo peor Nada

Patrick Suskind logra escribir este libro a través de la mente de un asesino. El libro no sólo es original por su personaje, que es un villano, sino por el profundo análisis de sus sentimientos y pensamientos. Además, es un libro que huele a vida, a muerte, y a todo lo que el protagonista se encuentra a lo largo de su vida. Su manera de describir los olores es tan original que el lector puede oler lo que lee, aunque a veces el olor sea putrefacto.

Es una obra maestra donde se realza lo mejor y lo peor del ser humano, en cómo los mejores perfumes se encuentran en la inocencia, y los peores en la avaricia y la crueldad del ser humano.

A esta obra, Patrick le añade brisas de críticas sociales, y una razón de porqué hay asesinos en serie, donde hay crueldad y falta de amor, nacerá lo peor del ser humano. No puede ser de otra forma.

Aún así, el protagonista es tan profundo, polifacético y ambicioso que el lector no podrá evitar tenerle afecto, y se preguntará quién tiene la culpa de que él sea así, ¿quizás la sociedad?

La trama va evolucionando a ritmos vertiginosos, como una ola gigante que finalmente choca violentamente contra las rocas, tan grande e impredecible que dejará al lector con ganas de más, y quizás, con un poco de suerte, también logrará que los lectores empiecen a cuestionar la vida más allá de sí mismos.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS