Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de TumasymejorCien años de soledad

Tumasymejor

El libro se inicia con unos de los finales más bellos y recordados de la literatura española: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía, hijo de José Arcadio, recuerda aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

Los personajes de la familia Buendía se suceden con nombres semejantes que contribuyen a la pérdida de individualidad y a la identificación de rasgos comunes. La historia es narrada por un narrador omnisciente ya que los hechos están contados en 3º persona, el narrador no participa en los hechos y él sabe lo que sienten y piensan todos los personajes todo el tiempo. Durante la novela, todos sus personajes parecen que están predestinados a padecer de la soledad, como una característica innata de la familia Buendía. El pueblo mismo vive aislado de la modernidad, como un símil de América Latina de sus miserables contextos rurales y urbanos, de sus geografías complicadas, su violencia y sus relaciones familiares.

El realismo mágico está presente durante toda la obra, hace posible que la objetividad de la vida material se vea matizada por la subjetividad de la fantasía. Lo mágico mitiga la miseria social y humana, de forma que lo mágico subraya la dureza de la realidad.

Es una novela cuya lectura te deja exhausta, ofrece una aventura literaria inmejorable.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS