Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
CarlaZarba

Me pareció interesante pero su pensamiento es muy cerrado. En todo el diálogo el sacerdote expresa sólo un par de opiniones o preguntas, mientras el ateo moribundo se explaya en explicar su punto de vista.
Yo no soy ni creyente, ni atea pero me hubiera parecido mucho mejor si el sacerdote hubiera defendido más su doctrina. Así por lo menos la discusión habría sido fluida y no unidireccional.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS