Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de FAUSTORicardo iii

FAUSTO

Notable tragedia histórica de Shakespeare. Drama clásico del autor con muertes, intrigas de poder, engaños, pasiones, maldiciones, sueños premonitorios y apariciones de fantasmas, como ya hizo en otras obras suyas: Hamlet, Macbeth, Otelo, El rey Lear, etc.
Ricardo III es un monstruo, tanto por fuera (jorobado y cojo) como en su alma. Las deformidades exteriores se corresponden con las interiores, llegando a ser un personaje cruel, ruin, hipócrita, vengativo, intrigante, asesino, etc., y todo en pos de una ambición desmedida. En contrapartida de tantos defectos, y lo que le hace una figura interesante y atractiva, son sus dotes de elocuencia, persuasión e inteligencia. Con su don del habla: persuasiva y seductora, puede embelesar a cualquiera, ya sea amigo o enemigo.
Hay varias escenas destacables, como la del monólogo inicial (define perfectamente su personalidad y sus objetivos) o el diálogo con la condesa Ana, que ante la evidente culpabilidad de asesinato de su marido, consigue persuadirla para ser su esposa.

Como nota negativa diré el excesivo número de personajes, que a veces puede llegar a distraer de la acción principal. Aconsejo que el libro sea una buena edición que contenga un buen prologo y notas explicativas que indiquen detalladamente el contexto histórico y las diversas relaciones que abarcan los personajes.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS