Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
7 votos
7,6

Amor, curiosidad, prozac y dudas

Amor: una posibilidad remota para Rosa, que hipoteca su vida para pagar unos hijos que no puede disfrutar. Una memoria triste para Cristina, superviviente de una relación catastrófica con el sexo y las drogas. Un recuerdo borroso para Ana, que se pasa el día llorando en casa. Curiosidad: la última esperanza. ¿Hay otra vida más allá de los confines del día a día, de los escasos metros de refugio que proporciona un despacho de oficina, una casa de diseño o un bar tecnificado? Prozac: veinte miligramos diarios que bloquean los puntos del cerebro donde se conectan las ideas y los sentimientos. Dudas: ¿es posible sobrevivir al naufragio? Lucía Etxebarria ha construido una novela sobre la difícil búsqueda de la identidad femenina al margen de convenciones absurdas y estereotipadas, con un estilo personalísimo, esculpido a golpe de guiños y ambivalencias en el lenguaje de lo cotidiano.
  • ISBN 9788427035317
  • Nº PÁGS 352
  • AÑO 2009
  • EDITORIAL Martínez Roca

Citas de Amor, curiosidad, prozac y dudas

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Tumasymejor
Tumasymejor

La novela está estructura en los tres puntos de vista que ofrecen un trió de hermanas antagónicas y que pretende retratar tres modelos de mujer contemporánea. Alterna la narración en primera persona de cada hermana: Cristina, Rosa y Ana.

Cristina es una atractiva joven que ha abandonado una insatisfactoria carrera profesional para trabajar de camarera en un bar, es juerguista, drogadicta y amante del sexo. Rosa, caracterizada como la alta ejecutiva que ha logrado sus objetivos merced a una férrea disciplina en los estudios que la han convertido en una incansable trabajadora, pero es una mujer solitaria. Ana, la hija perfecta, está casada con un hombre que la mantiene y tienen un hijo pequeño. Representa al típico estereotipo de la mujer española hasta hace 20 años, es decir, ama de casa y madre. Está deprimida y llega a desatender el cuidado de la casa y del niño, mientas se hace adicta a los calmantes. Están distanciadas al principio de la novela.

Además, la autora completa la trama con reflexiones sobre el acceso de la mujer al ámbito profesional, su techo de cristal, su forma de vestir, su vida privada o la conciliación.

Lucía Etxebarria ha edificado una novela intensa sobre la difícil búsqueda de la identidad femenina, con una prosa fácil de leer, palabrotas y descripciones sexuales en la que predomina el discurso introspectivo.

Es una novela muy recomendable en todos los sentidos y hace reflexionar a la vez que ofrece una lectura amena.


SUGERENCIAS