Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de EllaRothCalle Dublín

EllaRoth

Como puse en Goodreads: Ganas, ganas de leerlo, no tenía. Si se dan una vuelta por Goodreads, se darán cuenta que está lleno de comentarios tipo: “Es 50 sombras pero bien escrito”, y eso, la verdad no me da exactamente ilusión para leerlo, de lo único que me da ganas es de alejarme rápidamente del libro.

Lo primero es que no soy una gran admiradora de lo Erótico/Romántico, no es un género que se encuentre entre mis favoritos pero algunos he leído. Así que, con sinceridad les diré: Me ha gustado el libro. No le tenía mucha esperanza, y aun así me gustó.

Una de las razones es lo bien hecho que está el prólogo, llegas a sentir el dolor y angustia de Joss.

Muchos tenemos dudas al leer un libro que se define como Erótico, porque tienden a caer en lo pornográfico. El límite entre uno y otro es pequeñísimo, y Samantha lo supo balancear muy bien. Es cierto que hay calores y escenas Hot y sexo pero no son vulgares o recurrentes en cada párrafo. Y les digo, entran en escena, te lo crees. Bastante.

Joss Butler, nuestra protagonista, me gusta. No es una damisela en apuros que los snobs de libros, como yo, creemos tiene todo libro romántico. Está dañada, tiene una muralla entre ella y el mundo, no deja pasar nunca a nadie. Hasta que conoce a Ellie y Braden Carmichael. (Para los que ya leyeron el libro, pregunta: ¿No les parece que Joss es hija de Travis y Abby? Espero sus respuestas en los comentarios.) Al contrario de lo que se pueda esperar, Joss es divertida, sabe que tiene un problema pero no victimiza eso, busca ayuda e intenta salir del hoyo. Ella es realmente fuerte.

Ahora sí, Braden Carmichael. Diré: HE’S REALLY, REALLY HOT! Balance perfecto entre un cavernícola, dulzura y lujuria. Las comparaciones son feas pero Braden es un Travis madurito. ¡Oh, sí! El tipo ese invadirá fantasías y mojará bragas por donde vaya.

Los personajes secundarios me gustaron mucho, Ellie es tan linda, Rhian, Craig, incluso Jo. Por otra parte Adam… me gustó la historia que hay entre Adam y Ellie, quería más de ellos, me gustan las historias trágicas. Pero también me gustan los personajes fuertes y Adam, bueno, necesitó que Ellie esté metida en problemas enormes para considerar usar eso que la naturaleza le dio. Y no, no hablo del cerebro, que obviamente no lo tiene. De yo haber sido Braden (me querría mucho) por más mejor amigo que sea, lo habría mandado a besar una vaca.

De ritmo rápido y constante, Calle Dublin merece una oportunidad, olvida las comparaciones que circulan siempre, si lo que quieres es pasar un buen rato desconectándote del mundo y suspirar por una buena y apasionada historia de amor.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS