Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de ElizabethAdoro a mauro

Elizabeth

Cuando abres el libro por la primera página y te encuentras con lo siguiente…
“Tócate los cojones, pero tócatelos bien, despacio, a gusto, con calma, regodeándote en ello. Cógelos desde abajo, sube ligeramente los dedos y toca…”
No te puedes imaginar la historia que te vas a encontrar, Mauro es el típico treintañero, emancipado que se cree el crack del universo. Aventurarse en la vida de Mauro es encontrarte con momentos tan disparatados que terminas tronchándote de risa. Pero entre disparate y disparate, terminas adorando a Mauro.
Entre el karma que persigue a Mauro, la vecina Tetona, el ayudante gay, los amigos capullos, el Rey de Mauro, su madre, su padre, la pichologa, el padre chucky, y para rematar la vidente poeta, les aseguro que se van a divertir de lo lindo.
Adoro a Mauro, es una historia de amor desde la perspectiva del protagonista, un tío normalito, de los que se juntan a ver el fútbol con los amigos, que les gusta ligar con una tía buena, que les pirran las birras frías, que son un desastre en la cocina, y que aman a su coche por sobre todas las cosas, así sea viejo y anticuado.
Su historia empieza con los cojones… y son esos cojones los que le van a meter en más de un lío, no se pueden perder esta historia llena de momentos hilarantes, que te harán llorar de risa.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS