Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de Cesar_ColomerCincuenta sombras de grey

Cesar_Colomer

Es el primer número de una trilogía “Erótica” que ha alcanzado una gran fama y ha tenido una gran aceptación en el público, fundamentalmente el femenino. Yo, más que “erótica” la calificaría como “romántica”. Cuenta una historia de amor entre una chica normal y un raro millonario que son incompatibles a pesar del amor que se profesan, un argumento típico de la novela romántica. Nos encontramos, por tanto, con una novela estilo Corin Tellado o de Guillermo Sautier Casaseca, una historia dramática de amor. Eso sí, no es de la castidad de estos autores, no, en este libro no se “ocultan” los momentos más “escabrosos”, como se decía antiguamente, la autora cuenta los continuos encuentros sexuales de la pareja.

A pesar de ser bastante extensa y contar con personajes bastante extraños, no se puede considerar bajo ningún concepto que la autora profundice en la forma de ser de los mismos, su tratamiento es muy superficial, prácticamente se queda en los gustos sexuales del protagonista, dejando escapar anecdóticamente unas pinceladas de su pasado, que nada explican o aclaran su extraño comportamiento. Claro, que esto ayuda a que la novela sea más ligera, no exija apenas atención por parte del lector, si se pierde un detalle lo encontrará de nuevo cinco páginas más adelante, es muy accesible a personas que leen ocasionalmente y explicaría su gran éxito.

Desde el punto de vista erótico, aunque las descripciones de los encuentros sexuales ocupen una buena parte y ser una novela bastante extensa (541 pag.) resulta bastante monótona sexualmente, resultando auténticamente repetitiva, a pesar de tener un fondo sado-masoquista que al principio parece el tema y luego tiene un par de apariciones, fuera de eso coitos y como algo extraordinario alguna felación y una sodomia, sin más fantasia.

La parte dura, más que su parte sexual, está en una relación asimétrica, una relación clara de Dominante-Hombre Vs. Sumisa-Mujer, algo no tan extraño, al fin y al cabo es la relación dominante durante mucho tiempo, el machismo, plenamente admitido en nuestra sociedad hasta hace poco (recordemos la formula matrimonial en que la mujer prometía obedecer y el hombre cuidar). Hay que distinguir lo que es una práctica ocasional dentro del juego sexual, y lo que es una actitud permanente de la pareja. Para mi es una sorpresa que una autora lo plantee durante la mayor parte del libro (aunque finalmente lo rechaza), no comprendo a la protagonista sometida a la voluntad del hombre, no solo por los tratos masoquistas, también por su nulo papel activo, su total sometimiento a las apetencias del macho. Por eso no sé como ha tenido tanto éxito entre el mundo femenino. He de reconocer que mientras lo he leído me he llegado a preguntar si en verdad lo que quiere la mujer (una buena parte) es el machismo.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS