Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de FAUSTOAfricanus: el hijo del consul

FAUSTO

BUEN INICIO DE LA TRILOGÍA

Buena novela histórica. Uno de sus puntos fuertes es la excepcional forma de escribir, tan amena y ágil que engancha desde el principio siendo una lectura agradable y adictiva.

Destaca la ambientación histórica muy lograda, donde sin ningún esfuerzo el autor logra introducirnos en el mundo romano y la época clásica a finales del S. III a. C. Muestra de una forma atractiva e instructiva numerosos temas interesantes: la política, el poder e intrigas; las tradiciones, cultos religiosos o la vida de la plebe; las calles de Roma, Hispania y Cartago Nova, o sus observaciones sobre el teatro; la vida marcial y un aspecto recurrente es la vida social, familiar, amor y de amistad de los Escipiones.

Su narración, fácil de leer, se apoya en notables diálogos que acompañan a las cualidades de la escritura, contribuyendo a la ligereza de la historia, también describe a los personajes (los elementos más flojos), datos históricos, lenguaje, costumbres y ritos.

La descripción de los personajes es, bajo mi opinión, lo más endeble de la historia, restando calidad y fuerza a la obra. No son caracterizaciones pésimas, si no que adolecen de maniqueísmo en la personalidad de los protagonistas, en especial la familia de los Escipiones.

Resumiendo, grata y satisfactoria novela histórica. No se hace larga con más de 700 pág. Seguiré la trilogía esperando que sea tan buena como su 1º libro.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS