Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
8,5

Años luz

Si Juego y distracción —recientemente reeditada por Salamandra— supuso un paso de gigante en la incipiente carrera de James Salter, Años luz, publicada ocho años más tarde, en 1975, significó claramente su consagración como uno de los grandes maestros de la literatura norteamericana del siglo XX.

La escritura diáfana, leve y luminosa de Salter nos asoma al interior del matrimonio de los Berland, cuya vida transcurre entre Manhattan y una vieja casa al norte de Nueva York. Allí, en una suerte de paraíso natural, rodeados de prados y con vistas al río Hudson, Viri, arquitecto al que le apasiona su profesión, y Nedra, una mujer de marcado carácter y una rara elegancia, disfrutan de los paseos, las cenas con amigos y los incontables momentos de sosiego dedicados a jugar con sus dos hijas. Sin embargo, detrás de esta apariencia idílica, el lector descubre las finas líneas de fractura que asoman en la superficie y se van convirtiendo en grietas hasta que, finalmente, desfiguran el paisaje sin posibilidad de reparación.

El amor difuminado por el paso del tiempo, como gran protagonista, aguarda a los personajes para envolverlos en una luz final, vespertina, sin retorno. Años luz traza con exquisita sensibilidad los límites y contradicciones de ese estado evanescente de plenitud y bienestar que llamamos felicidad y que anida en lo más profundo de todo ser humano.
  • ISBN 9788498385632
  • Nº PÁGS 384
  • AÑO 2013
  • EDITORIAL Salamandra

Citas de Años luz

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Proscrito
Proscrito

Leído durante días de fiesta, viajes y estancias fuera de casa. A pesar de ello y de la dificultad que supone la constante irrupción de personajes -algunos conocidos y otros que no, sin previa presentación- ha habido ratos que he disfrutado mucho con esta novela, la primera que leo de Salter. Y todo el tiempo me ha dejado impresionado su capacidad para trasmitir lo que sienten sus protagonistas, Nedra y Viri.


SUGERENCIAS