Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
Tina_Jack

R y Julie me llamó la atención desde el primer momento, primero el book-trailer y luego la sinopsis. Además había leído alguna reseña que hablaba muy bien del libro, así que se me antojó y no me arrepiento de habérmelo comprado.

Es un libro que me ha gustado bastante, aunque la parte de los huesudos la cambiaría porque no me gustó nada. Quizás el principio, los dos primeros capítulos de la novela pueden resultar un poco asquerosos por el hecho de que relata cómo se comen a los humanos, pero merece la pena seguir leyendo.

Antes de hablar un poquito de ello, pero sin desvelar nada, os diré que el autor nos plantea una historia donde el mundo entero ha sido destruido, devastado y sólo quedan unos pocos humanos. Además, los muertos han vuelto a la vida como una especie de plaga. Denominan a estos muertos vivientes zombies.

Isaac Marion diferencia entre los zombies normales y los huesudos:
Los zombies normales y corrientes son capaces de organizarse para ir a comer, por ejemplo. También son capaces de pronunciar alguna palabra, algunos con mucho esfuerzo, otros con menos.
Los huesudos son zombies, pero sin rastro ya de carne y con un aura de misterio que los envuelve durante toda la novela.

En la historia conocemos en total a varios personajes, pero los principales son R y Julie. En ellos se centra la historia.

R es un zombie que está cansado de serlo, está cansado de todo, pero el día que conoce a Julie se produce un mínimo cambio en el que le impulsa a querer vivir, a querer sentir igual que los vivos. Vemos lo que sucede a través de R. Conocemos sus pensamientos, sus deseos, sus añoranzas... Es un personaje entrañable con una gran voluntad. En más de una ocasión me he reído con él y me han dado ganas de aplaudir sus progresos con el tema del habla, por ejemplo. Sin duda, le he cogido un tremendo cariño.

Julie es una chica delgada, guapa y rubia. Al principio de nos presenta como la típica chica guapa que no sabe defenderse, pero luego nos damos cuenta de que es todo lo contrario. Es un personaje luchador, decidido y con esperanza. Además, nos sorprende su naturalidad a la hora de hablar, ya que de vez en cuando suelta algún taco. Sin duda es un gran personaje con una gran historia detrás que iremos conociendo poco a poco.

Una de las partes fuertes de la novela son las continuas reflexiones que hace sobre la fugacidad de la vida y las ganas de vivir, sobre la muerte, sobre la destrucción del planeta, sobre la esperanza, sobre qué es la civilización, etc. Son partes en las que te hace pensar sobre la realidad de las cosas y a lo que está llegando el ser humano.

Personalmente creo que el giro que da la trama poco antes del final podía haberse hecho de otra manera. Quizás otro tipo de explicación. Esa sería la única pega que le pondría al libro.

En cuanto al final, me ha gustado. No tenía una idea clara de cómo iba a terminar, pero me ha agradado como lo ha concluido el autor.

Lo recomiendo, sin dudarlo, a todo el mundo.
Me enganchó desde el principio y cuando no estaba leyendo estaba pensando en qué pasaría después. Es un libro autoconclusivo con dosis de acción, reflexión y de amor que no te deja indiferente.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS