Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de FAUSTOEl camino del corazon

FAUSTO

EL CAMINO DE LA SABIDURÍA

Novela de viajes, tanto exterior como interior. Un periplo por tierras asiáticas, especialmente en la India, sirve como base para un recorrido intimista donde se apreciaran diferentes valores y conceptos espirituales. El libro está dividido en diez capítulos que suponen los meses de un año, 1969, que dura esta odisea y su búsqueda de la sabiduría. Hay una inmensa diferencia entre el turista y el viajero, a esta última “especie en extinción” pertenece nuestro caminante y su filosofía de vivir y sentir la vida.
Dionisio, el protagonista y el alter ego del escritor (el mismo Sánchez Dragó será unos de los personajes y amigo de Dionisio), describirá sus aventuras y peripecias por estos lares. Sale a relucir la miseria, la pasión, el sentir intenso de las cosas, diferentes sensaciones, las gentes, las costumbres, las drogas, etc., de los lugares por donde pasa. Y, a la vez y en paralelo, se detalla su viaje interior: la busca de la felicidad, el conocimiento, la libertad, la iluminación, el amor y la amistad.
Este libro se compone de otras voces narrativas, como la compañera de Dionisio en formato de un diario, o las diferentes cartas que se transcriben.

Un relato que se le con agrado, humor y sensibilidad, y aunque posee algunos puntos más densos, no merman en demasía el ritmo de la historia. Uno de sus mejores características son las numerosas referencias culturales y literarias que están dispersas por todo el texto. Casi todas ellas hacen alusiones a obras literarias y sus personajes, pero con varios guiños al cine, la pintura…


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS