Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de TumasymejorReir al viento

Tumasymejor
  • Lo mejor Descripciones de Bali
  • Lo peor El final en un poco artificioso y forzado en s

Los personajes no son simples arquetipos. La trama va profundizando en la relación que se establece entre las mujeres protagonistas. Encontramos personajes femeninos muy trabajados, los masculinos son secundarios y en la mayoría de los casos no salen bien parados: Blanca, una mujer que viaja a Bali para reencontrarse con ella misma; dos hermanas a cual más distintas. Raquel, es la simpática y lanzada, María, prudente y sin ilusiones; Hera, una artista que pinta diosas; Jud, una burguesa casada con un político y de vida acomodada.

El libro se narra en primera persona, es un relato intimista, en el que podemos apreciar la evolución del personaje en su búsqueda. Un libro de fácil lectura, de ritmo rápido y de estilo directo. Utiliza un lenguaje coloquial, vocabulario muy moderno que no podría entender cualquiera. Una novela muy visual, que nos traslada a Bali, sus paisajes, hábitos y habitantes. Las descripciones que Barneda hace son de lo mejor de la novela.

Tiene cierta profundidad, el problema es que en ocasiones los personajes son histriónicos, resultan cansinos, parecen ser adolescentes en lugar de mujeres maduras. Quiere darle tintes de misticismo, sobre todo a través del personaje de Blanca, pero no lo consigue. Tiene 15 capítulos y en algunos da la sensación de haberse engordado innecesariamente. Los asesinatos no aparecen correctamente cohesionados en la historia porque la investigación es tratada de forma muy secundaria. El final en un poco artificioso y forzado en su conjunto. En algunos momentos se repiten acontecimientos, y la protagonista se deja llevar por las convenciones sociales, llevando a contradecir el mensaje que se intenta dar.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS