Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de FAUSTOLas legiones malditas

FAUSTO

Decepcionante. Y es una lástima, pues me pareció un buen libro el primero de la trilogía. En un principio seguía con los pros (intrigas adictivas y amenas) y los contras (maniqueísmo de los personajes) de “Africanus. El hijo del cónsul”. Pero hay varias diferencias entre ambas obras que, en contra de las opiniones de la mayoría (o la totalidad), me gusta más el inicio de la saga que su continuación.
En mi opinión, no hay tanta variedad de personajes y situaciones. En “Las legiones malditas” se centra casi exclusivamente en las batallas y conquistas de Escipión, con larguísimas y redundantes descripciones bélicas, asimismo con mucha repetición de expresiones, acciones o enumeración de los nombres de personajes. Hay un sinfín de estas “coletillas”, que el autor pone una y otra vez. El autor se excede en recordar y recalcar al lector varias de estas facetas: recuerdos de la niñez, los hechos de las batallas, los motivos del enfado entre Escipión y Lelio, y los detalles excesivos de los aspectos extremos de la personalidad, tanto en las figuras “malas” como en las “buenas”.
También he echado de menos las intrigas de Roma con Plauto. Como punto fuerte y novedoso es la introducción de 2 personajes femeninos, muy diferentes y con carácter, que le da un aire distinto a la uniformidad de la narración, menos vistosa y variada que el primer libro.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS