Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
0 votos
--

Un vago, dos vagos, tres vagos

Sí, todo esfuerzo laboral conlleva el riesgo de padecer hernias, de que surjan antiestéticos y molestos callos en las manos e incluso de que el desgaste de neuronas se acelere; es más, el compromiso de acudir al tajo o la oficina obliga, en muchas ocasiones, a levantarse antes del mediodía. Estremecedor. Pues bien, deje de soñar con la jubilación anticipada o con un cónyuge rico que lo retire de la cruel vida de currito mal pagado y escuche la voz de El Gran Wyoming, el profeta de la holganza. Esta obra le abrirá las puertas de la vaguería y la molicie, y le permitirá emular a aquellos vagos que envidia en secreto.
  • ISBN 9788478808854
  • Nº PÁGS 216
  • AÑO 1997
  • EDITORIAL Temas de Hoy

Citas de Un vago, dos vagos, tres vagos

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Libro sin críticas


SUGERENCIAS