Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
0 votos
--

La ratita presumida

Érase una vez una ratita chiquitita muy presumida. Un día, barriendo la calle se encontró una moneda de oro. Empezó a idear en qué gastarla, y después de mucho pensarlo decidió comprarse un lazo para estar guapísima. Se fue a la tienda y se compró un lazo. Al volver a casa pensó donde ponerse el lacito y, al final, decidió ponérselo en la cola. Estaba tan guapa que le saldrían muchos pretendientes.

    Citas de La ratita presumida

    Libro sin citas Añadir cita

    Críticas para este libro

    Libro sin críticas


    SUGERENCIAS