Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
6 votos
8,2

Sueños de dioses y monstruos

Érase una vez un tiempo en el que solo existía la oscuridad. Y monstruos grandes como mundos que vagaban por ella.

Hasta que llegó un amor tan poderoso que unió todos los mundos… con puntadas de luz.

La joven Karou ha tomado el control sobre la rebelión quimérica y ahora el futuro de su raza depende de ella, si es que aún queda futuro para las quimeras en Eretz, una tierra asolada por la guerra. Pero cuando el brutal ejército de serafines de Jael traspasa al mundo humano, lo impensable se convierte en esencial: Karou y Akiva tendrán que unir sus ejércitos para luchar contra su enemigo común.

Esta unión de ambos ejércitos es una versión alterada de su antiguo sueño, donde ángeles y quimeras conviven juntos, en paz. ¿Pero habrá lugar en este nuevo orden del mundo para el imperdonable amor entre un ángel y un demonio?

Desde las calles de Roma hasta las cuevas de los kirin, humanos, quimeras y serafines lucharán, amarán y morirán en un teatro épico que trascenderá el bien y el mal, la amistad y el odio. Y, más allá de las fronteras del espacio y el tiempo, ¿qué sueñan dioses y monstruos?
  • ISBN 9788420416632
  • Nº PÁGS 616
  • AÑO 2014
  • EDITORIAL Alfaguara

Citas de Sueños de dioses y monstruos

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Mjaga
Mjaga
  • Lo mejor La historia que narra y cómo se narra
  • Lo peor El final

Para describir esta trilogía utilizaré solo tres palabras: Intensa y Maravillosa.
Laini Taylor es una autora que pone los pelos de punta por su capacidad a la hora de escribir y describir.
En cuanto a esta tercera entrega de Hija de humo y hueso, debo decir que es espectacular y que, aunque te sientes perdido en varios momentos, acabas entendiéndolo todo y disfrutas de cada palabra y de cada capítulo.
Sin embargo, tiene unos cuantos peros. El primero de ellos es el final. No es que acabe mal, pero si el capítulo 78 hubiera acabado como todos pensábamos que acabaría y Laini lo hubiera cortado ahí, habría sido, sin lugar a dudas, la mejor trilogía y el mejor libro de todos los tiempos. Otra cosa que me ha molestado un poco (aunque posiblemente solo me moleste a mí) han sido algunas incógnitas sin resolver: ¿Qué es de Kaz? ¿Y de Gabriel, de Morgan y de Esther (los dos últimos se merecen algo peor)? ¿Y de la humanidad, se vuelven locos? Pero, lo más importante y que me ha tenido intrigada durante toda la trilogía, ¿cuál es el origen del odio entre quimeras y ángeles? ¿Cuando y por qué comienza? A lo largo de toda la trilogía se hacen suposiciones de mitos y leyendas, pero en ningún momento se narra la verdadera historia.
Aquellos que leaís esta crítica no lo malinterpretéis, porque durante más de 500 páginas he disfrutado muchísimo.


SUGERENCIAS