Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
0 votos
--

La fábrica de las avispas

Narrada en primera persona, el protagonista va recogiendo en La fábrica... sus vivencias y andanzas, así como sus pensamientos más íntimos y su especial concepción del mundo que le rodea. Página tras página nos va abriendo su mente, una mente profunda y brillante pero que también se corresponde con un ser amoral y egocéntrico que ya desde la más tierna infancia resulta ser un asesino precoz. Lejos de ofrecer un conjunto de matanzas y truculencias varias, el autor va desgranando de forma muy inteligente y sutil los resortes de la compleja mente de Frank, y lo consigue hasta tal punto que a pesar de las barbaridades y asesinatos que comete el protagonista, consigue seducirnos plenamente. El adolescente protagonista es capaz tanto de repelernos profundamente en una página como de caernos terriblemente simpático a la siguiente. Y esta riqueza en el protagonista/narrador, esta amplitud de contextos, es el principal acierto, de los muchos, que tiene la novela.

Frank va desplegando su historia de manera amena y divertida, una historia por la que desfila una serie de personajes que resultaran ser más extraños y peculiares que el propio asesino. Su excéntrico padre y sus mentiras compulsivas, su trastornado hermano y su afición a quemar perros, su enano aunque fiel amigo... un elenco de personajes, en definitiva, que junto a los rituales y ceremonias con que nos obsequia Frank condimentan la novela dotándola de un gusto especial. Y es que aparte de los acertados personajes, el autor se recrea en toda una serie de ritos y maquinaciones que son una verdadera delicia, y que reflejan muy acertadamente como una mente infantil, la de Frank, puede transformar un acontecimiento cotidiano en algo muy especial hasta incorporarlo plenamente a su fantasía propia, pasando a ser parte fundamental de su mitología interna. Especialmente interesante resulta ser la maquiavélica máquina que construye y que da nombre a la novela, o la finalidad de los postes de sacrificio de animales, o las formas que tiene de quitar a la gente de en medio...

Así, con estos personajes y estas premisas, Banks construye una divertidísima e inteligentísima novela, impregnada toda ella de un sólido humor negro y amenizada por una prosa de gran calidad. Y consigue algo realmente difícil: hacernos reír en un párrafo para sobrecogernos seguidamente unos párrafos mas abajo, y todo ello sin caer en el ridículo o la incredulidad del lector. Anécdotas jocosas y acontecimientos grotescos se mezclan con muy buen tino, y además la novela encierra también un final sorpresa, aunque para algunos puede que no lo sea tanto.

Cuando Banks apareció con esta novela nos prometió muchas cosas a los lectores, y en gran medida las ido cumpliendo con sus novelas posteriores, llegando incluso a convertirse en un escritor de culto que goza de gran respeto dentro y fuera del género. Sin embargo, algunos seguimos considerando que ésta es su mejor obra, la más completa, entretenida y original. Háganme caso y no se la pierdan.

Miguel Ángel López
  • ISBN 9788439702283
  • Nº PÁGS 258
  • AÑO 1999
  • EDITORIAL Mondadori

Citas de La fábrica de las avispas

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Libro sin críticas


SUGERENCIAS