Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
3 votos
8,7

La piedra lunar

La piedra Lunar, valiosa joya robada de un santuario hindú y de la que se cuentan toda clase de leyendas maléficas, llega a las manos de Raquel Verinder, heredera de un lord inglés, como regalo de cumpleaños, pero después de la cena de celebración con varios invitados la joya desaparece.
El sargento Cuff es el encargado de la investigación y deberá descubrir la verdad a través de las diferentes versiones de los hechos que ofrece cada uno de los personajes implicados.
La piedra lunar, un relato absorbente y apasionante que atrapa al lector desde la primera hasta la última página, no solo es, en palabras de T.S. Eliot, la más prefecta novela policíaca escrita hasta la fecha, sino también un melodrama apasionante que ilumina los recovecos más íntimos de la naturaleza humana. Publicada por primera vez en 1868, desde entonces ha sido reeditada sin interrupción en casi todas las lenguas.
  • ISBN 9788495776167
  • Nº PÁGS 524
  • AÑO 2010
  • EDITORIAL INTERVENCION CULTURAL

Citas de La piedra lunar

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario FAUSTO
FAUSTO

UNA PEQUEÑA JOYA

Novela que se divide en dos tomos. El primero, escrito por un solo narrador, describe la génesis del diamante, su robo y las posteriores consecuencias en varios personajes. El segundo tomo, narrado por varios protagonistas, se sitúa casi un año después del robo y la conclusión de la aventura.

Ha sido una lectura intrigante, agradable y finalmente satisfactoria, no obstante también ha tenido varios “puntos negros”. Comenzaré con las virtudes que son varias e interesantes. El estilo del autor es notable, describiendo a la perfección la sociedad victoriana (con algunos toques de humor), buenos retratos psicológicos de los personajes y, sobre todo, con un excelente manejo de una atmósfera intrigante y adictiva trama. También me ha parecido atractivo el recurso estilístico de contar con una voz narradora, un personaje secundario, como escritor del primer tomo, y para el segundo se compone desde varios puntos vistas de otros diferentes personajes que han tenido cierta relación con el crimen.

Entre los aspectos menos positivos, debo decir que la primera narradora del 2º volumen, una joven puritana y cursi, me ha traído de los nervios. No he podido “aguantar” sus aventuras e impresiones llenas de mojigatería, aunque sé que Collins tenía la intención de parodiar con ironía un personaje como éste, se me ha hecho muy cuesta arriba su relato: lento y con poco interés. Por fortuna cuando termina su narración, dejando paso a otros protagonistas, el ritmo de la historia vuelve a coger el pulso. Por último, el final, la resolución del enigma, no me ha convencido del todo, pues si bien es impredecible, para muchos lectores puede parecer un desenlace inverosímil y rocambolesco.

En conjunto global creo que es una apreciable novela detectivesca (de las pioneras) que merece la pena su lectura, y más para los amantes de este género.


SUGERENCIAS