Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
SnuChan

Narrada desde la perspectiva de Christopher, nos embarcamos en una historia completamente diferente.

Christopher es un chico de 15 años con síndrome de Asperger. Su profesora Siobhan le recomienda escribir una novela pero como a él no le gusta inventarse cosas, escribe sobre el asesinato de Wellington (el perro de su vecina) y actúa como detective. Su padre, totalmente disgustado le dice que no meta las narices en los asuntos de los demás pero Christopher esta demasiado intrigado por el misterio y decide saltarse un poco las reglas, descubriendo más de lo que se podría imaginar.

Descubriendo que su hijo no le ha hecho caso esconde la novela de Christopher. Pero este, decidiendo que si su padre no se entera de que encontró el libro no podrá enfadarse lo busca por toda la casa. Finalmente, lo encuentra junto a un montón de cartas dirigidas a el de parte de su madre. Pero su madre murió hace algunos años, ¿qué está pasando?

Os recomiendo totalmente este libro, porque aunque a veces la cantidad de información técnica que nos da Christopher me haya llegado a aburrir un poco, el libro no solo trata sobre el asesinato de Wellington o del misterio de su madre muerta, sino también sobre los pensamientos de Christopher y de la forma en que él ve el mundo, lo que nos hace comprender lo difícil que puede ser para algunas personas acciones que para nosotros son insignificantes, como entrar en un sitio nuevo.

Además, el hecho de que los capítulos no estén numerados con los números cardinales, sino con los números primos, hace que la novela me haya gustado mucho más, ya que al fin y al cabo, estamos leyendo la novela de Christopher lo que le da un toque muy personal.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS