Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de MjagaLos versos del destino

Mjaga
  • Lo mejor Las diferentes historias
  • Lo peor Demasiada tensión y lágrimas

Aunque he sufrido mucho por la cantidad de tensión que ha habido a lo largo de todo el volumen, he de admitir que no ha estado nada mal. Se ha acercado a lo que puede llegar a ser la vida real (más o menos, pues nadie mejor que los propios reyes podrá saberlo) y ha conseguido incluir varios cuentos populares en los tres libros, lo cual le ha añadido un punto positivo por mi parte. Tengo que añadir también que me ha impresionado lo bien que ha sabido hilvanar las vidas de tantos personajes diferentes sin hacer un lío al lector. Y el final me ha encantado. Cada uno ha tenido, según mi punto de vista, el final que se merecía.
Mi única pega es que, desde que comienza la historia en el primer libro, hasta la última página de esta tercera entrega, no pasa más de un año y, o yo lo he leído mal, o al escritor se le ha ido la mano ahí, pero algunos personajes empiezan siendo unos niños de nueve o diez años y acaban siendo unos adolescentes de entre 15-17 años.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS