Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
0 votos
--

La sombra del castillo

Prisca es una preadolescente que vivía feliz con sus padres y sus hermanas hasta que un día le cambió la vida. Por fortuna, “siempre existe una luz al final del túnel”. Olaizola tiene la virtud de escribir sus historias de tal manera que llegan a infinidad de lectores, sin para ello atiborrarlas de bobadas o empobrecer el lenguaje; todo lo contrario, sus personajes son claramente delineados y poseídos de una particular característica por la cual el lector los reconoce con su sola presencia, sin necesidad de ser víctimas de tediosas y desesperadas descripciones que los hagan creíbles. En La sombra del castillo, doña Mauricia habla recio y brusco, hay que temerle cuando habla bajo y suave. Mac Torpenson es torpe en sus acciones, por algo fue apodado así por sus compañeros. El pequeño director de la compañía es noble e insignificante, como sus deseos, y así por el estilo son todos los personajes de este relato que, con sus defectos y virtudes, le dan vida a una historia de injusticias, amor, sufrimiento, lucha, ansias de poder, sed monopolista, esperanza y triunfo.
  • ISBN 9788482392066
  • Nº PÁGS 160
  • AÑO 1997
  • EDITORIAL PALABRA

Citas de La sombra del castillo

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Libro sin críticas


SUGERENCIAS