Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
6,5

La llave de cristal

Novela cuya lectura recomendó vivamente André Malraux a André Gide, La llave de cristal (1931) se centra en la investigación de un homicidio en el ambiente preelectoral de una ciudad norteamericana dominada por dos bandas de gángsters rivales. El protagonista, Ned Beaumont, guardaespaldas del gángster Paul Madvig, se ve forzado por las circunstancias a descubrir al culpable del crimen, a pesar de las repercusiones que la investigación tiene en la lucha electoral. Junto a la fuerza bruta, los instintos criminales y la crítica de la vida política norteamericana, laten en todo el relato los comportamientos generosos y desinteresados y los sentimientos nobles. Bajo la crudeza y el sarcasmo exteriores, el sutil arte narrativo de Dhasiell Hammett(1894-1961) consigue plasmar la compleja ambigüedad de los personajes.
  • ISBN 9788420637594
  • Nº PÁGS 256
  • AÑO 2006
  • EDITORIAL ALIANZA EDITORIAL

Citas de La llave de cristal

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario FAUSTO
FAUSTO

Ha sido un libro entretenido y que se sigue con interés. Comparando con las otras 2 obras que he leído de Hammett, no tiene la calidad y la intensidad de “El halcón maltés”, pero supera con creces al desilusionante “El hombre delgado”.

En “La llave de cristal” los protagonistas son gánsteres, con vinculaciones políticas, la policía y la fiscalía. Lo principal no es el método de resolver el crimen (una de las muchas diferencias con la novela detectivesca), la intriga viene por las diferentes reacciones que provoca en varias personas e instituciones, y como se quiere aprovechar esta muerte en el propio provecho.

Y como toda buena novela negra que se precie, tiene su cuota de violencia, alcohol y erotismo, aunque el sexo está en un modo velado. La narración es seca, dura y compuesta de diálogos cortantes.

La adaptación cinematográfica de 1942, y del mismo título protagonizado por Alan Ladd y Verónica Lake, es una versión floja y pasable. Hace algunos cambios en el argumento, pero son siempre para peor.


SUGERENCIAS