Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
7

Los elixires del diablo

Ernst Theodor Amadeus Hoffmann (1776-1822) no llegó a entrar con honores en las páginas de oro de la historia de la música, tal como anheló toda su vida; a cambio, su nombre ha quedado grabado para siempre, con letras de un extraño fulgor, en el libro de oro de la literatura universal y su recuerdo quedará asociado en la memoria del lector con el sabor agridulce de la fantasía, la alucinación, la pesadilla, la locura y, en definitiva, con el rico universo de lo siniestro y lo numinoso. Animado por la lectura y el éxito de El Monje de M.G. Lewis, Hoffmann madura la idea de Los elixires del diablo, para poner sobre el papel en poco más de un mes ¿en una suerte de trance al borde de la locura? la espeluznante historia, contada en primera persona, de la vida del monje Medardo, que viene al mundo marcado por el estigma de una simiente maldita, cuyo origen se remonta a un horrible e inconfesable crimen cometido por uno de sus antepasados. Pero, a pesar de que su atormentada conciencia le conduce poco a poco hacia el laberinto de la locura, su futuro no está totalmente sellado, ya que siempre queda un resquicio de libertad que, con ayuda de la gracia divina, le permite luchar para alcanzar su salvación.

Críticas para este libro

Avatar del usuario Ladynecro
Ladynecro
  • Lo mejor La versatilidad de la historia...
  • Lo peor Repetitivo en varias ocasiones.

La fatalidad se adueña de cada capítulo, transportando al lector a rincones inhóspitos de la locura que embriaga al protagonista, causando en uno desde escalofríos hasta supersticiones absurdas, inducidas meramente por la complicada historia que el escritor nos presenta.
Un buen libro para quienes tienen tiempo de el analizis literario, más de una vez te topas con pared al encontrar palabras que regularmente están fuera del vocabulario regular, además de expresiones en latín e incluso en italiano.
En ocasiones puede mostrarse monótono y repetitivo, pero, a pesar de esto, es una obra literaria de gran nivel y narrativa, llena de terror, misterio y suspenso.


SUGERENCIAS