Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de LromeronetLa señorita Else

Lromeronet

No es fácil escribir una novela íntegramente en diálogo interior. Tampoco leerla. El esfuerzo que le exige al lector hace que no sea un formato agradecido. No siempre el autor consigue arrastrarte hasta la mentalidad del personaje, hasta sentirte dentro de su mente, e incluso predecir sus movimientos y pensamientos. Schnitzler creo que lo consigue. A la memoria me vienen determinados pasajes de autores del supuesto canon literario que hacen de la escritura “plasta” todo un arte.

Contemporáneo de Zweig, es decir un “niño bien” de la burguesía vienesa, medico de profesión y gran admirador de la obra de Freud. En este contexto se desarrolla el argumento de unas pocas horas de la novela. Hoy la tildaríamos de “comida de tarro de una adolescente pija”, pero es mucho más que eso, es la destrucción de tu entorno y los recursos que tienes (o no) para enfrentarte a ello.

Después de leerla, me queda la añoranza delos que no fue… ¿os imagináis que Kubrick la hubiera adaptado al cine (como ya hizo con una de sus obras)?. Lástima.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS