Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
7

La señorita Else

«La verdad es que soy una“snob”. Papá también lo cree así y se ríe de mí. Ay, querido papá, me preocupas mucho. ¿Habrá engañado alguna vez a mamá? Seguro que sí. Varias veces. Mamá es bastante tonta. De mí no tiene ni idea. Y otras personas tampoco la tienen.» Quien así habla es Else T., una joven de diecinueve años, despierta e inquieta, que pasa unas apacibles vacaciones de verano en un hotel de la frontera austroitaliana junto con su tía Emma y su primo Paul, hasta que la llegada de una carta de su padre rompe de modo irreversible la armonía un tanto crepuscular de su entorno. Irónica y amarga,“La señorita Else”(1924) lleva la capacidad de Schnitzler para dar un completo retrato psicológico de un personaje a una de sus más altas cimas, centrando la atención narrativa—como en“El regreso de Casanova”, publicado en esta editorial—en el aislamiento humano y en la trágica separación del yo de su realidad circundante.
  • ISBN 9788495359421
  • Nº PÁGS 112
  • AÑO 2001
  • EDITORIAL EL ACANTILADO

Citas de La señorita Else

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Lromeronet
Lromeronet

No es fácil escribir una novela íntegramente en diálogo interior. Tampoco leerla. El esfuerzo que le exige al lector hace que no sea un formato agradecido. No siempre el autor consigue arrastrarte hasta la mentalidad del personaje, hasta sentirte dentro de su mente, e incluso predecir sus movimientos y pensamientos. Schnitzler creo que lo consigue. A la memoria me vienen determinados pasajes de autores del supuesto canon literario que hacen de la escritura “plasta” todo un arte.

Contemporáneo de Zweig, es decir un “niño bien” de la burguesía vienesa, medico de profesión y gran admirador de la obra de Freud. En este contexto se desarrolla el argumento de unas pocas horas de la novela. Hoy la tildaríamos de “comida de tarro de una adolescente pija”, pero es mucho más que eso, es la destrucción de tu entorno y los recursos que tienes (o no) para enfrentarte a ello.

Después de leerla, me queda la añoranza delos que no fue… ¿os imagináis que Kubrick la hubiera adaptado al cine (como ya hizo con una de sus obras)?. Lástima.

Avatar del usuario FAUSTO
FAUSTO

“Relato soñado”, es la 1ª obra que leí de este autor austriaco. Con argumentos y estilos diferentes, tienen temas en común: el retrato psicológico, el sexo, la muerte, los deseos, las imágenes oníricas, y encuadrado en una sociedad acomodada. En mi opinión, “Relato soñado” es una mejor obra y a la vez convencional, con más acción, misterio e intriga. Sin embargo, “La señorita Else”, además de ser original, ahonda en varios asuntos sociales y morales.

Lo primero que llama la atención de esta obra es el estilo: el monólogo interior. Narrada con esta peculiaridad, desde el principio hasta la última línea sabemos lo que se “cuece” en la mente de Else. La lectura es fácil y sencilla, pero se necesita concentración para no perderse en los cambios que emanan en la mente de esta joven. Una palabra, una situación o un objeto pueden ser el causante del viraje de las ideas y sentimientos de Else.

Como es lógico, en la ética actual no tiene cabida el “motivo” de las cavilaciones, preocupaciones y la conducta de la protagonista, pero si tiene valor y vigencia las reflexiones. Son un análisis (y denuncias) sobre la hipocresía, las apariencias de las personas, y las renuncias y abnegaciones en toda relación; la soledad e incomprensión del ser humano; la incompatibilidad de los deseos y la realidad; el amor y el sexo como algo redentor; la muerte como liberadora de las opresiones; o la posición de la mujer, nadie se interesa por su interior, que está supeditada a toda condición moral, social y es inferior a la “circunstancia masculina”, siempre abocada a los sacrificios.

El final es predecible, pero no por ello deja de tener fuerza y consistencia el argumento. En poco más de 100 páginas, leemos un corto e intenso cuadro psicológico.


SUGERENCIAS