Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
9 votos
7,3

El cuento de la criada

El cuento de la criada, una de las novelas más célebres y prestigiosas de Margaret Atwood, constituye una mirada futurista a una sociedad totalitaria. Una mirada terrible y lúcida que denuncia la barbarie que pueden llegar a alcanzar los puritanismos extremos de toda índole y las ansias de dominio sobre los seres humanos privados del ejercicio del derecho a la libertad. En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear, la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse.
  • ISBN 9788402420961
  • Nº PÁGS 475
  • AÑO 2008
  • EDITORIAL Bruguera

Citas de El cuento de la criada

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario MaiteMateos
MaiteMateos

Novela distópica publicada en 1985, cuyo título es todo un homenaje a Geoffrey de Chaucer, autor de Los cuentos de Canterbury, un conjunto de relatos medievales estructurados y titulados en función del oficio ejercido por cada uno de los personajes que narran en 1ª persona las diferentes historias; de modo que, El cuento de la criada de Margaret Atwood está narrado también, en 1ª persona por una mujer a la que le han arrebatado su familia y su identidad.Cuento de la criada, El_135X220 Una mujer que ha perdido el derecho hasta a su propio nombre y se ha visto obligada a adoptar un nombre impuesto, Offred (Defred). Una mujer que ejerce de criada, a modo de mero objeto-vasija para la creación de seres humanos. Una mujer que vive en un mundo futurista dominado por el totalitarismo, un mundo teocrático y puritano, una sociedad aparentemente matriarcal que oculta un feroz y brutal patriarcado. La novela aborda unos temas tan actuales y de tan plena vigencia en algunos países de hoy día, que resulta espeluznante que puedan llegar a continuar ocurriendo en un posible futuro, en cualquier lugar de los que hoy consideramos civilizados y que con cualquier excusa se puedan llegar a suprimir los pocos derechos que tanto, a hombres como a mujeres, nos han costado adquirir, como la libertad de prensa o la libertad de expresión, por ejemplo.
Algunos han calificado El cuento de la criada como el 1984 o El mundo feliz feminista de Margaret Atwood y ese mismo feminismo ha despertado algunas discrepancias entre los que creen no verlo por ninguna parte, tal vez porque no acaban de entender ni el concepto en sí, ni la novela.
De la misma manera, El cuento de la criada refleja una gran preocupación por la deriva medioambiental del planeta y advierte acerca de los peligros que suponen los fundamentalismos, las ambiciones de poder, de dominio y la utilización de la religión como herramienta política. Porque no hay ningún rincón del planeta que pueda alardear de estar muy alejado de la República de Gilead que describe Defred, por muy rincón civilizado que se crea.


SUGERENCIAS