Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de Ana_LeoUn monstruo viene a verme

Ana_Leo

A las 0:07 Conor se despierta en su cuarto después de haber tenido la misma pesadilla desde que a su madre le dijeron que tenía cáncer, pero esta vez hay algo distinto. Alguien le está llamando. Se levanta y se dirige a la ventana al tiempo que ve cómo un tejo se convierte en un monstruo. El monstruo le dice que le va a contar tres historias y al final, cuando las termine, Conor le tendrá que contar una cuarta. En cambio su historia no puede ser una cualquiera. Su historia es la verdad.
Un monstruo viene a verme es una historia conmovedora, aunque no fue por lo que me llamó la atención (dado, obviamente, que no la había leído). Aparte de la sinopsis, lo que más me marcó para leerlo fue la portada (llamadme superficial si queréis). La imagen me parece preciosa. Si a eso le añadimos las que tiene por dentro, como la de ahí arriba, entonces puedo explotar de felicidad *---*
La historia nos cuenta la vida de Conor: su vida con su madre enferma, la pesadilla, el monstruo con sus tres historias, la abuela que no soporta, su padre que vive en los Estados Unidos con su otra familia y el acoso escolar que está sufriendo a causa de que su madre tenga cáncer.
Esta historia es corta pero tiene un trasfondo inigualable y sí, me ha sorprendido con creces.
A través de las tres historias que el monstruo le cuenta podemos hacernos una idea de cómo se pueden sentir dos cosas muy distintas a la vez o de cómo una persona no es buena ni mala. Cuando crees que uno de los personajes es bueno -en las tres historias, no en el libro- el monstruo le da la vuelta a la tortilla. Sorprendentemente, el monstruo no se las cuenta para que aprenda una moraleja. Lo hace simplemente para explicarle por qué ha echado a andar aquellas veces.
El tema de Conor en el colegio me ha llamado la atención: los profesores le tratan de una manera especial, si hace algo malo no lo castigan y, por contraposición, hay unos chicos que le hacen bullying. Y todo eso porque su madre tiene cáncer. La única amiga que Conor tenía ya no la considera como tal -dado que fue ella quien dijo en el colegio la noticia de la madre de Conor- y ahora está solo allí. También el hecho de que el padre de Conor se encuentre tan lejos es algo por lo que este se siente más solo todavía.
El monstruo nos enseña -le enseña- los miedos más secretos de Conor y consigue que aprendamos que los sentimientos de una persona pueden ser más complejos de lo que parecen.
Este libro me parece un puñetazo de realidad y, desde luego, Patrick se ha ganado mi aplauso. A veces necesitamos este pequeño y sutil golpe de crueldad. Y no, si te lees el libro no te aguantes las ganas de llorar porque todos te comprenderemos. Cuando lo termines de leer vas a saber de qué te hablo.
Altamente recomendable, no. Lo siguiente.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS