Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de DWNicholsLuna comanche

DWNichols

No sé qué es exactamente lo que me esperaba cuando me decidí a leer esta novela. Quizá una narración simple, sin muchos altibajos, sin complejidades. Una lectura fácil. Ese es el daño que puede hacer una mala sinopsis en la contraportada.
Lo que sí sé, es lo que no me esperaba. No me esperaba una historia llena de tanta ternura y horror a partes iguales. Una historia tan profunda, con unos personajes tan complejos, con un hilo que gira una y otra vez poniéndome el corazón en un puño.
Con una narrativa intensa que no ahorra ninguno de los horrores ocurridos durante las guerras indias, tanto por parte de los nativos americanos como por parte de los blancos, la autora nos sumerge en una historia de amor entre dos personajes distanciados tanto por su raza como por el mutuo odio que se tienen, pues ambos han sufrido terribles pérdidas a manos de integrantes de la otra raza.
Pero no es una historia de amor tipo Romeo y Julieta, por lo menos no en el sentido de un enamoramiento rápido y brutal, que atrapa a los protagonistas en una ola de pasión desmedida., porque al principio, Cazador, el comanche, no quiere a la mujer de cabellos rubios y sólo se ve obligado a “comprarla” porque la profecía que pesa sobre sus hombros le obliga. Y por supuesto, Loretta, que vio a sus padres morir de forma brutal a manos de un grupo de comanches que asaltaron su granja, cree que son unos salvajes brutales y prefiere morir antes que rendirse ante él. Un odio mutuo que se va disolviendo poco a poco a lo largo de la novela, cuando los protagonistas empiezan a ver más allá de sus razas, de su piel tan distinta, para ver los corazones que palpitan en el interior.
Es un camino arduo al que se enfrentan, lleno de dolor y sufrimiento, de desconfianzas y temores, y nos hacen vivir una historia llena de amor, dolor y de cambios.
A través de los ojos de Loretta nos asomamos en un mundo extraño y desconocido, simple y aterrador, el de los comanches. Y a través de las palabras de Cazador aprendemos a entender la sencillez de su modo de vida y lo que al principio nos parece extraño se hace natural, lo simple se convierte en hermoso y lo aterrador en comprensible. Dos mundos y dos formas de vivir que al principio son blanco y negro se transforman ante sus ojos hasta convertirse en una amplia variedad de grises, y esta transformación, sutil al principio pero desgarradora y cruel al final, hace que los protagonistas asuman su destino y tengan la fuerza suficiente para afrontarlo con valentía.
Una novela que de principio a fin te mantiene en vilo y que cuando se empieza a leer te atrapa hasta el final.
Especial atención a Amy y a Antílope Veloz, personajes secundarios aquí pero protagonistas de la siguiente novela de la saga.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS