Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de FAUSTOEl viaje a la felicidad

FAUSTO

LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD

Punset abarca teorías y disciplinas de varias ramas de la ciencia (neurología, biología, genética, física, paleontología, psicología, medicina, etc.) para intentar explicar cuáles son los “mecanismos” de la felicidad, y como funciona nuestro cerebro (muy interesante la memoria, los recuerdos, los “tres cerebros”, las limitaciones) y las actitudes que tenemos ante determinados estímulos, interiores y exteriores.
Este viaje a la felicidad comienza por tener un “excedente” de años (alrededor de 40) al triplicar nuestra esperanza de vida. Hemos sobrepasado extensamente la edad destinada al crecimiento, desarrollo y reproducción. Hay dos bases para la felicidad, el placer que es efímero, y el sentido que da a la vida un compromiso. Una de las curiosidades que apunta el escritor, es que esta felicidad no reside en el cumplimiento de nuestros objetivos o deseos, sino en “la sala de espera”, en el camino que se recorre para conseguir ese propósito. En otras palabras, la felicidad es la búsqueda no la meta.
Otra de las ideas capitales del ensayo es la emoción, que sin ella estaríamos condenados a la extinción. En contra de la creencia popular, nuestras decisiones están generadas por una emoción, que la razón se encarga de “analizar y sopesar”, que al final será otra emoción quien tendrá la última palabra y decidirá. Los juicios de la razón están supeditados a las emociones, y si bien, esto es sano y fundamental, es esencial controlar y conocer el efecto de estas emociones.
Los factores externos que todos creemos (dinero, trabajo, salud, familia, etc.) como básico para la felicidad, están desplazados por motivos más internos e importantes: la presencia de las emociones, la ausencia de miedo, cuestionar las instrucciones grupales, reforzar mecanismo de regeneración (vejez), imaginar situaciones de bienestar, el proceso de búsqueda, relaciones interpersonales, desaprender, etc.

Esto sólo es un brevísimo apunte de lo que nos encontramos en este libro. Punset expone una multitud de experimentos, comentarios de eminencias científicas, anécdotas familiares, y reflexiones personales, que ayudan a esclarecer tanto las teorías de la ciencia (de varios campos) como sus puntos de vista.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS