Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
Glez

"A la comisaria no le gustan los versos" ni a mí me ha gustado la comisaria. Bueno, en realidad ella tiene su puntito, por eso llamó mi atención: solitaria, eternamente a dieta (Dukan incluida) pero adicta a las barritas de Mars, le encanta estar exclusivamente rodeada de hombres en el trabajo y tiene en este caso un ayudante al que no sabe si abofetear o llevárselo a la cama. Ha resultado un personaje extraño que me ha dejado algo boquiabierta, sobre todo al final, cuando hace lo que hace. He leído la obra del tirón y no sé por qué.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS