Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
8,5

Tres vidas chinas

AutorGénero Narrativa
Un adolescente de doce años, afectado por una extraña enfermedad que le otorga el aspecto de un viejo de diminuto tamaño, se convierte en la última adquisición del director de la cantina de la cárcel.

Una joven patinadora sobre hielo está convencida de que su padre, vigilante de un depósito de agua, es el culpable de la desaparición de su madre.

Un estudiante de arte recuerda la noche en que su madre avivó las brasas de la forja para fabricar una larga cadena de hierro con la que sujetar a su otro hijo, víctima de la locura del plomo.

Tres vidas que transcurren simultáneamente y en paralelo en una isla que responde al nombre de Nobleza: un gigantesco decorado digno de una película de ciencia ficción a dónde van a parar los desechos eléctricos de un país enorme, la China moderna, el gran taller del mundo.

Tres historias metafóricas y de imágenes fulgurantes que cautivan al lector por su fuerza poética y porque, a pesar de su apariencia dramática, son un auténtico canto a la libertad.
  • ISBN 9788499701806
  • Nº PÁGS 144
  • AÑO 2012
  • EDITORIAL La esfera de los libros

Citas de Tres vidas chinas

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Glez
Glez

Son tres relatos que transcurren en la ficticia isla de Nobleza. A esta isla, de bello nombre, van a parar todos los desechos eléctricos y electrónicos de China: ordenadores, televisores, neveras... El paisaje que se nos describe está formado por montañas de estos desechos y enormes contenedores, donde sus más pobres habitantes extraen el mercurio, alumnio, zinc, cobre, plomo, plata, etc, contaminantes de cerebros, cuerpos y vidas.

Con una sencillez en la escritura, es capaz sin embargo de impresionarnos con las imágenes que transmite, de gran fuerza metafórica, imágenes terribles que perturban e incomodan. Cada historia nos presenta un final que fluctúa entre el drama y el terror. En cada una, el arte representado por unos toques de tambor, unos movimientos de patinaje artístico, unos poemas, pueden alejar a unos jóvenes sin nombre (Sobrino, Patinadora, Hijo Menor) de las vidas trágicas, absurdas, míseras, subyugadas, de los adultos que les rodean.

Para mí ha sido como contemplar tres dibujos o fotografías que me atraen por su sencillez y ¿belleza?, al mismo tiempo que me dejan tocada por su crudeza o su significado.


SUGERENCIAS