Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
EllaRoth

Otra de mis escritoras que se demora centurias entre cada libro publicado, lo bueno es que la mayoría de las veces merece el tiempo de espera.

El principio me decepcionó un poco. PERO no porque el inicio fuera malo, es sólo que pensé sería una historia contada por dos narradores, como pasó en algunos de los otros libros de Night Huntress World. Adoro a Vlad, su frío sentido del humor, su manera cínica y personalidad egocéntrica lo convierte en un personaje completamente deseable.

Como en todos los libros de Frost tenemos el perfecto balance de acción, humor y romance, en ese orden, siendo un libro ágil y fácil de leer, muy entretenido, completamente carente de escenas melosas. Con escenas eróticas, esos de la vieja escuela, nada de las vulgaridades que algunos libros modernos están trayendo.

El malo malísimo es un tipo inteligente, aparece muy poco pero sabemos está ahí, haciéndonos preocupar por cada paso que dan nuestros protagonistas. Otro punto que me gustó del libro fueron los personajes secundaros, todos ellos sexys —obviamente—: Los guardias de Vlad, los alimentadores tan encantadores ellos.

Nuestros queridísimos Cat y Bones tienen una pequeñísima aparición junto con Mencheres y Kira, les digo que la historia es tan buena que lo último que piensas es cuándo volverán a aparecer.

Me gustó demasiado. La historia, los personajes… ¡Todo! Sería bueno que alguna editorial nos trajera este libro en español para que todos puedan apreciar el talento de Jeaniene Frost y conocer todo el mundo de la saga Night Huntress.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS