Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de AnaLia_1987 La Isla de las tormentas

AnaLia_1987

Después de haber leído otras obras de este magnífico autor, esta en concreto no la clasificaré entre mis obras preferidas. Sinceramente me esperaba más y a continuación os digo por qué. En cuanto al argumento del libro, empezó todo lo bien que se puede esperar y la cosa prometía: en en los primeros capítulos Ken Follet nos presenta a los protagonistas de su obra a través de los trágicos sucesos que más marcaron sus vidas: Un asesinato a sangre fría y un trágico accidente de coche con consecuencias devastadoras. Sin embargo, este inicio tan fuerte deja paso a una historia que a partir de ese momento se me antoja un tanto previsible, y que no os voy a desvelar para no estropearos el libro si es que lo estáis leyendo o pensáis hacerlo en algún momento de vuestras vidas, sólo deciros que todas mis sospechas iniciales se han cumplido. Por otro lado, y en parte por culpa de la previsibilidad de la que os hablaba, este libro que parecía el idóneo para ser devorado en un escaso margen de tiempo, conociendo mi voracidad lectora, me ha llevado casi tres semanas, y es que el misterio había dejado de intrigarme y me daba pereza terminarlo. La verdad es que lo que parecía un buen libro, me ha engañado por completo. En cuanto a los personajes descritos en el libro, deciros que a lo largo de la trama apenas aparecen otros personajes secundarios, y si los hay estos desaparecen en cuestión de líneas. En definitiva, es un libro que se puede leer pero desde mi punto de vista poco ameno y sin mucho que aportar. Un libro más de espías sobre la segunda guerra mundial. Y dicho esto, y citando a alguien que estos días me ha tenido muy ocupada decir que “toda valoración es subjetiva” y lo que a unos le puede parecer bueno, para otros no lo es tanto.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS