Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
3 votos
7,3

En el piso de abajo

En la primera casa en que entró a trabajar como pinche de cocina, a los quince años, Margaret Powell se quedó atónita cuando le dijeron que, entre sus tareas, figuraba la de planchar los cordones de los zapatos.

La señora de la casa le prohibió, además, entregarle en mano cualquier cosa: siempre tenía que ser «en bandeja de plata». Era la Inglaterra de los años 20, y en ella una chica empleada en el servicio doméstico tenía que mentir a los chicos si quería encontrar novio: ellos las llamaban «esclavas».

En el piso de abajo son las memorias de una mujer sedienta de educación que no comprende qu, cuando pedía un libro de la biblioteca de sus señores, éstos la miraran incrédulos y espantados. Con el tiempo, aprendió por su cuenta y en 1968 publicó este libro, que ha sido la fuente reconocida de inspiración de series como Arriba y abajo y Downton Abbey, pero mucho más incisiva e intencionada que ellas.

En el sótano, a «ellos» (como llamaban a los señores), se les hacía «una especie de psiconálisis de cocina, sin cabida para Freud. Creo que nosotros sabíamos de la vida sexual ajena mucho más de lo que él llegó a saber nunca». Penetrante en su observación de las relaciones entre clases, libre y deslenguada en la expresión de sus deseos, Margaret Powell nos cuenta qué significaba para los de abajo preparar las cenas de seis platos de los de arriba. Un documento excepcional.
  • ISBN 9788484288381
  • Nº PÁGS 216
  • AÑO 2013
  • EDITORIAL Alba editorial

Citas de En el piso de abajo

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Sekhmet
Sekhmet

Es un libro con el que he disfrutado mucho y que me ha mantenido con una sonrisa constante a lo largo de toda su lectura, ya que las experiencias que relata la autora, a pesar del trasfondo que llevan, están contadas con mucha gracia y con mucho sentido del humor, el cual no pierde en toda la historia. Margaret Powell debió ser una persona excepcional. Me ha encantado.


SUGERENCIAS