Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de EllaRothNacida a medianoche

EllaRoth

Tenía mucho tiempo sin iniciar una saga grande y paranormal. Nacida a Medianoche (o Born at Midnight su título en inglés), es un libro que ya tiene un buen tiempo en el mundo literario, pero es recién publicado en español (Oz Editorial) de ahí mi curiosidad por leerlo.

C.C. Hunter tiene una manera muy ágil de contarte las cosas. Me gusta que si bien no transforma el mundo sobrenatural cómo lo conocemos, lo adapta de una manera en la que podamos sentirnos cómodos y, por qué negarlo, intrigado en la manera en cómo estos seres míticos se diferencian unos de otros.

Siempre me resulta entre curioso y frustrante cuando las protagonistas no aceptan o se asustan del mundo paranormal, quiero decir, de haber sido yo sería la más feliz por más terrorífico que pueda llegar a ser. Y Kylie no es la excepción, aunque no es desesperante y de mente cerrada como a veces llega a pasar. Sin duda uno de los puntos importante son los chicos sexys: Lucas y Derek, el primero un hombre lobo —grr— y el segundo un medio Hada —es más masculino de lo que pueda parecer. Me ha gustado que a pesar que son una de las razones por las que me impulsó más a leer el libro —En serio, son muy lindos—, Hunter no exagera en sus apariciones, en realidad son bastante escasas, dándole protagonismo (valga la redundancia) a la protagonista, qué como bien sabemos, es otro de los puntos que en muchos libros no saben balancear. Nacida a Medianoche en lugar de únicamente interesarnos en el triángulo amoroso, es otro trío el que tiene el protagonismo: Una vampiro, una bruja y Kylie quién aún no sabe qué es. ¡Son tan divertidas éstas tres chicas juntas!

Lo negativo que le puedo encontrar es a lo obvio de la trama. No sé si soy yo quién sospecha de todos o es que en verdad era tan obvio quién era el culpable, si bien no sabía exactamente la razón detrás, sabía quién era. Porque en serio, es demasiado fácil. Y también a los mucho que alargó la historia, son secuencias que pudieron haber pasado en menos hojas, aunque recalco que no es tediosos leerlo.

Tenía un buen tiempo sin ser atrapada así con una saga, Oz Editorial apostó por una muy prometedora serie.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS