Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de EllaRothBesos de murciélago

EllaRoth

¿A qué el título los confundió? ¿A qué pensaron: “Otra puñetera historia de vampiro? ¿A qué…? Está bien, está bien, entendieron el punto.
A nuestros protas, los conocí hace un tiempo cuando en la web de Random House, participaban con el libro (obvio) en un concurso, “Besos de Murciélago” quedó en segundo lugar (aunque personalmente yo siempre creí que debió ganar), fueron esas cincuenta páginas que estaban colgadas ahí que simplemente me atraparon. Sip, no es una historia con algún argumento muy rebuscado pero es muy divertida.
Esta es una historia de amor a odio a primera vista…
¿Se entendió eso? Basta nada más que uno se enteré de la existencia del otro para que surja un odio apasionado entro ellos, no pueden haber criaturas más diferentes y que se acoplen mejor entre si que estos dos.
Lo que me agradó mucho del libro que a pesar de la imposibildad del enamoramiento, sucede. No fue un flechazo de amor a primera vista por lo que vemos como el amor se abre paso solito, así como es natural e inesperado, y porque no decirlo, inportuno a veces. James es de esos chicos con los que te diviertes... pero sólo si eres testigo, no como co-protagonista con él, yo no habría duraro tanto como Kelsey, el pobre James habría terminado muerto si se cruzaba conmigo.
Hubo cosillas con las que no me sentí muy conectada/cómoda/a-gusto (como mejor quieran llamarlo), por ejemplo con Markus, su hermano, y también los padres de Kelsey. Muchos veces sus personalidades me sacaron de quicio y me dieron unas ganas locas de darles de cachetadones. Pero como el libro trata de James y Kelsey, traté de no darles mucha importancia, aunque al final Markus así todo jodido me robo el corazón, maldito
El libro es sencillísimo, escenarios sumamente cotidianos: Supermercado, parada de autobús, una feria, tu casa… te hacían preguntarte: ¿Ese de ahí leyéndose mil veces las etiquetas de las leches será James?

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS