Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
6,5

Requiem para sordos

Aquellos sordos sólo querían oír lo que ellos decían. Luego resultó que todo era falso. Nada tenían detrás, salvo palabras huecas y grandes altavoces. Nos mintieron como habían mentido sobre Lemoiz, Leizaran, Itoitz, la OTAN, Urralburu, Roldán, Galindo, el Señor X. Aquellos sordos desaparecieron, pero vinieron otros con más altavoces. Fue el Gran Monólogo del tema vasco. La Brunete Mediática la llamaron. Las voces disidentes fueron otra vez silenciadas. Periódicos cerrados, periodistas perseguidos, ciudadanía ilegalizada. Hoy los altavoces siguen imponiendo sus dogmas : sobre Navarra, sobre la tortura, sobre la autodeterminación, sobre la Historia, sobre los presos.Los vascos no tienen voz, no cuentan. Pero el gran Monólogo caerá, ya está cayendo. Y cuando el diálogo, la palabra liberada y el voto popular le sustituyan, volveremos a entonar un Réquiem para sordos que diga un adiós definitivo a tanta impostura.
  • ISBN 9788481363876
  • Nº PÁGS 276
  • AÑO 2004
  • EDITORIAL TXALAPARTA

Citas de Requiem para sordos

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Libro sin críticas


SUGERENCIAS