Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
4 votos
7,3

El mapa y el territorio

Si Jed Martin, el protagonista de esta novela, tuviera que contarles la historia, quizá comenzase hablándoles de una avería del calentador, un 15 de diciembre. O de su padre, arquitecto conocido y comprometido, con quien pasó a solas muchas noches navideñas.Evocaría, desde luego, a Olga, una rusa muy bonita, a la que conoce al principio de su carrera en la exposición inaugural de su obrafotográfica, consistente en los mapas de carreteras Michelin. Esto sucede antes de que llegue el éxito mundial con la serie de ?oficios?,retratos de personalidades de todos los sectores (entre ellas el escritor Michel Houellebecq), captados en el ejercicio de su profesión.También debería referir cómo ayudó al comisario Jasselin a dilucidar un caso criminal atroz, cuya aterradora puesta en escena dejó unaimpronta duradera en los equipos de la policía. Al final de su vida, Jed alcanzará cierta serenidad y ya solo emitirá murmullos.El arte, el dinero, el amor, la relación con su padre, la muerte, el trabajo, Francia convertida en un paraíso turístico? son algunos de lostemas de esta novela decididamente clásica y abiertamente moderna.«Esta magnífica novela, irreducible a una sola tesis, construida como un laberinto, hormigueante de visiones metafísicas, escrita con una maestría pasmosa, nos concede continuamente la gracia de paliar su desesperación con una ironía irresistible. El Premio Goncourt habría perdido toda credibilidad y se habría deshonrado si hubiese tenido la arrogancia de denigrar la gran novela que es El mapa y el territorio.» (Nelly Kaprièlian, Les Inrockuptibles)
  • ISBN 9788433975683
  • Nº PÁGS 384
  • AÑO 2011
  • EDITORIAL ANAGRAMA

Citas de El mapa y el territorio

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario Lromeronet
Lromeronet

Empecé a conocer sui obra por “Las partículas elementales”. Un libro que no defrauda, a pesar de algunas críticas que corren por ahí. Es más, fue uno de los mejores libros que leí el 2013.Con estos antecedentes, tarde o temprano tenía que volver.

Los personajes de Houellebecq son tan complicados en su vida interior, y en sus orígenes, como su apellido. Sin embargo, te los hace cercanos, casi amigos. Podría ser el vecino ese que solo vez de vez en cuando, el señor que te cruzas por la calle y crees que lo vistes la semana pasada, la compañera de trabajo que después de tantos años compartiendo la misma sección, no sabes nada de ella.

Aquí, el protagonista es un artista, el cual vas descrubriendo conforme se va bebiendo la vida, a pequeños sorbos, mientras el mundo sigue girando sin contar con él, ni él con el mundo.

No me extenderé, sencillamente un libro altamente recomendable.


SUGERENCIAS