Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de EllaRothBajo la misma estrella

EllaRoth

No sé qué poner exactamente ahora. Intenté escribir el borrador de la reseña doce horas después de terminar el libro. ¿Cómo me sentí al leerlo? Absorbida por el libro desde la primera página. Sabía en lo que me metía por los incontables buenos comentarios que he podido apreciar. Desde el primer párrafo sientes el ambiente del libro:

“Cada vez que leas un libro o página web sobre cáncer, o lo que sea, siempre la depresión está enlistada entre los efectos colaterales del cáncer. Pero, en realidad, la depresión no es un efecto colateral del cáncer. La depresión es un efecto colateral de morir. El cáncer también es un efecto colateral de morir. Casi todo lo es, en realidad.”

Hay un cinismo con la realidad que me encanta, y es así todo el libro, es triste leer la historia de esta joven, pero irónicamente te diviertes. Caí enamorada por esos diálogos que hubieran quedado fuera de lugar y demasiado pretensiosos de haber sido cualquier otro personaje. ¿Quién dice Hamartía en una conversación convencional y banal? Aun así me fascinó la Hamartía.

Hazel y Augustus se convierten cada uno en la granada del otro, un arma tan fuerte que puede destruir la vida del otro. ¿Cómo alejarte del dolor si es todo lo que puedas ofrecer? No me malentiendan, es como una cita del libro:

"El dolor demanda ser sentido"

En Bajo la Misma Estrella, podemos apreciar un arcoíris de dolor, escrito de manera cómica, olvidándote durante un rato que estas triste.

Hazel y Augustus (Gus) son dos seres raros completamente fascinantes, se complementan el uno al otro porque están en desacuerdo la mayor parte del tiempo. La necesidad de creer el Algo con A mayúscula de Gus, y el rezar sin necesidad de un “quién” de Hazel Grace, los convierten en dos individuos curiosos. Hazel sabe que es una bomba de tiempo, más que su inminente muerte, le preocupa lo que ésta va a ocasionar, de una manera cínica trata su enfermedad y las “ventajas” que puede conseguir a causa de ésta.

“Sería un privilegio para mí, tener el corazón roto por ti”

A Gus le gusta gustar, le teme al olvido e irónicamente se convierte en la excepción. Cada cosa que él dice o hace es fascinante, sus palabras, sus gestos, sus expresiones son de esas que hay que estudiar y estar al pendiente por el miedo de perderte algo.

Cada personaje está bien pensado, los padres de cada uno, las historias parelelas Todo. Encontrarle un "pero", al menos yo no puedo, quizá el hecho que sufres con el libro, no porque sea aburrido, sino un dolor real. Así que llorar es parte de este libro, lo curioso es que estuve todo un capítulo con un nudo en la garganta, el llanto estaba ahí pero no lo podría soltar, ya luego viene la cascada inevitable.

No es el tipo de reseña que merece este libro demasiado bueno y tengo escasas palabras que compartir. Espero lo lean.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS