Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de Cesar_ColomerLos borgia

Cesar_Colomer

Como sabéis, soy aficionado a los cómic, una afición recuperada del baúl del “no tengo tiempo”. Después del buen sabor que me dejo la asociación de Prat con Manara, decidí probar con otra pareja explosiva, la de Jodorowsky con Manara.

Jadorowsky, hombre polifacético donde los haya (escritor, director, actor, marionetista, compositor, escultor, pintor, dibujante, psicoterapéuta...), de una riqueza y apertura mental de lo más increíble, alguien totalmente atemporal, inclasificable, inaudito... que fundo con Topor y Arrabal el Grupo Pánico (Dios los cría y ellos se juntan), defensores de la locura controlada... en consecuencia, una personalidad totalmente iconoclasta.

Mi primer contacto con él fueron sus cuentos, auténticamente revulsivos, siempre dando ese punto de vista diferente, desde una perspectiva que no se nos ocurre tomar. Si eres de los que sientes algo dentro de ti que te llama a no ser borrego, no dudes en leer uno de vez en cuando, te ayuda a soportar lo que te rodea.

En lo que al cómic se refiere lo conocí como guionista del “Incal” en colaboración de Moebius (comic memorable con más de un millón de copias) y “La casta de los Metabarones” con el español Juan Giménez.

En este caso, en “Los Borgia”, el guion no tiene la brillantez de mis dos anteriores experiencias, pero entiendo que la elasticidad que de da la Ciencia Ficción no la vas a encontrar en un tema histórico. En todo caso, Jadorowsky deja claramente su huella en la historia, no deja títere con cabeza, arremete contra todos, se muestra duro, incluso cruel con todos los personajes.

No hace ascos a plantear un tema tan morboso como la familia de los Borja, su relato, sus textos, son de gran violencia, con un fuerte contenido erótico, que en ocasiones llega al sadismo, no lo oculta por ningún lado, lo muestra como fruto de placer, sin condicionamientos morales, mostrando con crudeza y repetidamente el incesto, las relaciones homosexuales, la violación... hasta el mismísimo Leonardo se ve tentado. Pero también muestra al sexo como herramienta de poder en un entorno social totalmente corrompido.

Este guión no iba a cohibir a Manara, con él se desenvuelve en su salsa, se recrea en el dibujo del desnudo, en las más variadas practicas sexuales, sus viñetas están llenas de erotismo, de violencia, eso si, con su dibujo cuidado, lleno de detalles, perfectamente documentado, no solo muestra el sexo, muestra los monumentos de las diversas ciudades italianas, hace un alarde a la hora de mostrar el rico vestuario renacentista, retrata con una veracidad los suburbios de aquellos tiempos...

En resumen, es un cómic bellamente ilustrado y con una buena historia, pero desde luego esta reservado a personas de mentalidad abierta, aquellos que tengan algún prejuicio religioso o moral no se lo recomiendo, no lo disfrutaran, absténganse, seguro su mente hará del erotismo pornografía.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS