Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de ElizabethSiete horas para enamorarte

Elizabeth

Llevaba tiempo queriendo leer esta novela, me atrajo el título, la sinopsis, pero sobre todo, me atrajo que su autor fuera un hombre… No lo digo porque los hombres no escriban bien, lo digo porque novela romántica, o mejor dicho comedia romántica, no hay muchos hombres que la escriban.
Entonces, me adentro en la historia de Paolo y es un no parar de reír… a ver, es que nos ponemos en situación. Paolo es un periodista que en teoría tiene todo lo que desea, un trabajo que le gusta, una novia con la que planea casarse, un coche, amigos, en fin… que lo tiene todo para ser feliz.
Pero pierde un vuelo de trabajo… regresa a su idílico apartamento, y su mundo se derrumba, al encontrarse a su novia en su cama, con su jefe. A partir de ahí, todo va cuesta abajo en la vida de Paolo. Sus supuestos amigos se ríen de él por cornudo, su maravilloso trabajo se va al garete, y su maravillosa novia es un zorron… todo esto lleva a Paolo a caer… pero caer de verdad.
Luego… aparece el único amigo que le queda a Paolo, Ciro… y a partir de ahí, los momentos desternillantes vienen uno detrás de otro. Porque Ciro es todo un personaje, divertido, entrañable, pesado y más… mucho más.
Gracias a Ciro, Paolo se encuentra trabajando en una revista llamada Macho Man (imagínense la cara de Paolo, al pasar de ser un periodista de economía en un periódico, a hacer artículos para una revista de hombres), unos artículos cada uno más disparatado que el anterior. Eso unido a que su nuevo jefe es toda miel…
Valeria da cursos a los hombres para enseñarles técnicas para conquistar a una mujer. Paolo tiene que hacer unos artículos sobre el curso y lo envían a participar… para él todo eso es ridículo, pero cuando ve que empieza a funcionar… decide hacer el curso para reconquistar a su novia.
No se pueden perder el desarrollo del curso, las escenas son buenísimas y es un no parar de reír… la novela es entretenida, muy divertida, pero aunque no lo crean tiene mucho contenido psicológico. Porque a pesar de ser una comedia romántica, toca un tema delicado como es el miedo a sentirse rechazado. Las mujeres a veces creemos que los hombres lo tienen todo fácil, que todos son seguros de sí mismos, que nada les asusta… pero estamos equivocadas, ellos también sienten miedo, también tienen ataques de ansiedad al pensar en ser rechazados, o simplemente en no saber como relacionarse con una mujer.
La historia de Paolo es una historia que se repite más de lo que podemos imaginar… así que creo que los hombres deberían leerla, porque aparte de reírse, seguro que aprenden un par de cositas que nunca vienen mal.
Además de los momentos divertidos, se va tejiendo una hermosa historia de amor. Al final te das cuenta de que aunque las técnicas funcionen para ligar, una vez que lo has conseguido, tienes que improvisar y ser tu mismo. Ya que solo la verdadera atracción y el amor, es la que de verdad te hará feliz y así encontrar tu verdadero amor.



Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS