Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
12 votos
8,5

Lola y el chico de al lado

Para la diseñadora de moda en ciernes Lola Nolan, las prendas de ropamás llamativas, más brillantes, más divertidas, más salvajes, siempre sonlas mejores. A pesar de su estilo extravagante, Lola es una hija ejemplary una buena amiga, y tiene grandes planes para el futuro. Todo en su vidaparece bastante perfecto (incluso su guapísimo novio roquero) hasta quelos gemelos Bell se mudan de nuevo a la casa de al lado.Cricket Bell ha vuelto y quiere arreglar los problemas del pasado. Y Loladeberá reconocer sus verdaderos sentimientos hacia él.|«Una pluma que brilla en el firmamento con más fuerza que nunca, unacita, una discusión y un baile que siempre recordarás. Stephanie Perkinsse alza una vez más como la maga de los pequeños momentos.»Daniel Ojeda, responsable de literatura juvenil en Fantasymundo y administradordel blog oficial de Un beso en París.
  • ISBN 9788415750536
  • Nº PÁGS 402
  • AÑO 2013
  • EDITORIAL PLATAFORMA

Críticas para este libro

Avatar del usuario Isabe
Isabe

Una lectura emocionante, con personajes nada tópicos que me hizo disfrutar muchísimo desde la primera página.

Avatar del usuario CrisHocicos16
CrisHocicos16

Lola Nolan tiene una vida perfecta, bueno, sería del todo perfecta si sus padres gays aguantasen a su perfectísimo novio roquero.
Pero bueno, no todas las familias son perfectas.
La vida de Lola va justamente como ella quiere, queda con su novio, es una hija ejemplar, es una buena amiga, saca buenas notas, le encanta la ropa. Pero un día sin poder remediarlo, los Bells se mudan de nuevo a la casa de al lado.
Lola volverá a recordar todos los momentos que vivió junto con Cricken Bell. (Él en su ventana, y ella en la suya, al fin y al cabo, cerca y a la vez lejos).
Su vida se volverá un caos, porque descubrirá que Cricken es el tipo de chico que ella siempre ha querido, y que sus padres también han querido para ella. Pero es que el problema es que ella está enamorada de su novio.
O eso es lo que cree hasta la llegada de Cricken.


Empecé este libro con muchas ganas, porque la bloggoesfera hablaba maravillas de él, y tengo que reconocer que ha sido un libro más, que no me ha llegado tan hondo como le ha llegado a mucha gente, ni se ha convertido en mi libro favorito, ni se va a llevar la máxima puntuación. Así que sinceramente no entiendo tanto revuelo por estos libros (?).
No he leído su primera parte, pero hace tiempo May se lo leyó y me comentó que eran independientes, así que me lancé por este primero. (No sé, me llamaba más)
Lola desde el primer momento me ha parecido una chica madura, que sabe lo que quiere, pero tras la llegada de Cricket se revoluciona completamente, y deja de tener el carácter que tanto me gustaba.
Por otra parte, me he enamorado por completo de los padres de Lola, si ya me encantaban los gays de por sí, cuando éstos tienen hijos son adorables *_*
Lola nos irá contando la historia de como llegó a ser hija de ambos, y que historia tiene con su madre biológica, que realmente me ha gustado mucho.
Por otro lado, aparece los dos protagonistas del libro anterior, pero en un segundo plano. Pero aún así me ha gustado mucho la manera que han aparecido y como han ayudado en momentos justos a Lola.
El personaje de Cricket no me ha terminado de enamorar por completo, lo veía algo insípido, y había momentos que pensaba que me iba a encantar, pero no terminaba ese empujoncito que me hacía falta.
Eso sí, me he hartado muchísimo de reír con este libro, había momentos de pura vergüenza, que terminaba descojonándome.
La historia en sí, no hay mucho que contar, es la típica que te esperas encontrar en típicos libros así. Vamos, que me vais a decir que no sabéis con quien se queda Lola xD.
Es cierto sí, que es un libro con el que se disfruta mucho, pero no es el rey de los libros que yo he leído ni nada parecido. Simplemente es un libro más, con muy buenos personajes, con buena historia que termina con un final feliz.

En resumen, es un libro que me ha gustado mucho, que me ha gustado leer algo de esta autora, con una Lola totalmente diferente a protagonistas que estoy acostumbrada a leer, y con unos padres gays adorables que todos deberíamos tener en alguna otra vida. Un libro adorable y con el cual he disfrutado mucho.

Avatar del usuario CristinaWarrior
CristinaWarrior

En cuanto acabé de leer Lola y el chico de al lado, miles de sentimientos y pensamientos vinieron a mi cabeza, ya que no sabría decir si me ha encantado o simplemente me ha gustado.
La historia en sí es sencilla, la trama es sencilla y simple, pero una de las cosas más características de la pluma de Stephanie Perkins son sus personajes. Esta autora es capaz de crear personajes reales, es decir, son capaces de transmitir y permitir al lector ponerse en la piel del protagonista.
No he podido evitar comparar Un beso en París y Lola y el chico de al lado. Pero en mi caso, debo decir que me gustó más el Un beso en París.
Lola es una protagonista que me ha dejado indiferente, no he podido ponerme en su lugar, me ha parecido en ocasiones una cría.
Por otro lado tenemos a Cricket Bell, que me ha encantado. Es dulce, simpático... Vamos, el chico ideal. Creo que si el libro me ha gustado tanto ha sido por Cricket.
Por otro lado, también me ha gustado que Anna y St.Clair aparecieran, ya que su historia me encantó y me ha gustado saber que su relación continuaba funcionando.

Avatar del usuario EllaRoth
EllaRoth

No sé si decir si Steph es sumamente genial o cruel por naturaleza, es que no puede darnos personajes tan perfectos ¡para luego caer en la cuenta que no existen!

Es una de las historias que más me ha gustado en lo que va del año. En serio. No solo por el hecho chico/chica y factor Sweet-Love, es por los padres de Lola. Los tres. Stephanie nos manda una familia “moderna”: Papás Gays y una mamá intermitente casi quemada.

Me sentí muy cómoda al leer el libro. No fue uno de esos estereotipos de papás gays, donde son alocados y extravagantes

Lola y el Chico de al Lado, logra algo en mí que pensé sería imposible: No odiar a la madre ausente. Casi nunca conecto a ese tipo de personajes, me resultan incómodos. No puedo decir que logré entenderla pero me gustó su rol en el libro.

Casi no hay forma de no enamorte de la historia, no es solo una historia de amor que no resultó bien a la primera. Hay muchos aspectos que quizá lo hacen "mejor" que su libro hermano, Un Beso en París, ahí vemos una historia sencilla de una chica que se enamora de alguien que no debe porque tiene novia. Pero con Lola el tema es más complejo, es la niña dañada que a pesar de todo trata de no hundirse, de no convertirse en eso que sus papás y ella temen.

Éste es uno de esos libros donde lo leerás con cara de payaso triste: sonrisa boba y ojos con ganas de llorar.

Cricket Bell… es el antihéroe de todos los protagonistas que podamos encontrar en los libros. No lo digo porque sea soso o algo, a pesar de que es guapo, él es Bueno. Es muy hábil con las manos y es inteligente, no tiene la oscuridad o la oportunidad de redención que la mayoría de los libros para jóvenes nos traen.

Me enamoré completamente de él, de ahí la maldad de la señora Perkins. Para los que leímos Un Beso en París (Anna and the French Kiss), estaremos felices porque Anna y Etienne hacen cameos. Tienen unas cuantas más que lindas apariciones.


SUGERENCIAS