Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de CrisHocicos16Siempre

CrisHocicos16

Grace al fin es una loba, justo como ella ha deseado siempre, aunque pensaba que las cosas serían mucho más fácil. Lo que no sabía que cuando se convertía en humana, se olvidaba de todo lo vivido como loba, y viceversa.
Sam por su parte ha estado esperando a Grace desde que se marchó y escuchando todo tipo de acusaciones tras la desaparición de Grace, por lo general Sam ya se ha acostumbrado a ser un humano, pero ahora que Grace es loba, no sabe que hacer.
Isabel y Cole por su parte, tienen una relación de amor-odio, de la cual he disfrutado muchísimo, y daba mucho juego al libro.
Cole busca de las maneras más extrañas una fórmula para la cura, de la misma manera que curaron a Sam, también lo quiere hacer para algunos que no quieren ser lobo, aunque él si quiera.
Por otro lado, la policía mira todos los pasos que hace Sam, ya que para algunos agentes es sospechoso de la desaparición de Grace y Olivia.
Tras aparecer una chica muerta en el bosque, el padre de Isabel hará cualquier cosa para que le autorice la matanza a los lobos y poder exterminarlos a todos.
Lo que hará que Isabel y Sam tengan que pensar en algo, para salvar a todos los lobos.


Empecé el libro con ganas, porque el final de Rastro me dejó con un buen sabor de boca. Pero tengo que decir, que ha sido el peor libro que he leído este año.
¿Qué clase de personajes son esos?
Sam deja de ser el chico que era en los dos primeros libros, se vuelve un personaje plano y estúpido, que no es capaz de vivir sin Grace. Va de esquina en esquina, buscando y lamentándose por no estar con Grace. Y queriendo estar a su lado, pero cuando está a su lado, pasa de ella y pasa de darla abrazos, como si fueran desconocidos y no estuvieran saliendo. La autora ha intentado que veamos a Sam más maduro, pero lo único que ha hecho es que vuelva más tonto.
Grace por otra parte, ha dejado de ser la chica fuerte que demostraba en los dos primeros libros. Ahora es una chica débil que se deja herir a la primera, y que le duele todo tipo de comentarios. Que trata a Sam, como un extraño y cuando están juntos están totalmente distantes y fríos.
Por otro lado, no he soportado en ningún momento los padres de Grace, intentando ser padres, cuando han pasado tanto tiempo de Grace, no entendí esa parte de la autora, intentar que los padres ahora sean unos padres normales y corrientes que nunca han pasado de Grace y que ahora están insoportables.
Lo único bueno que tengo que sacar del libro, fueron los capítulos narrados por Isabel y Cole, que le daban emoción a la cosa, y que me hacía reír con cualquier comentario de ambos.
Creo que sin ellos dos en el libro, narrando las historias, hubiera tirado el libro por la ventana.
Aunque fuera un capítulo, Shelby no sé que hacía narrando la historia. La autora ha intentando que odiáramos a Shelby por ser mala, pero no lo ha conseguido, ya que solo la he visto como una loba celosa y que intenta conseguir lo que se propone aunque le salga mal.
Los lobos pierden el escaso protagonismo que tiene, y solo se le menciona cuando se habla de Beck o cuando Grace se vuelve loba.
Cuando iba llegando al final, he soltado alguna que otra lágrima viendo todo lo que pasaba y como terminaba. Pero eso sí, el final ha sido una auténtica mierda. ¿Qué quiere que pensemos? Porque para mí, es que creo que ha querido que pensemos lo que queramos. Se ha limpiado las manos y punto. Y anda, comeos la cabeza que yo aquí me limpio las manos.
El final es horrible para mí. Y para poner ese final que no ponga absolutamente nada.

En resumen, ha sido un libro decepcionante, que podría haber dado mucho de sí y se ha enrollado de una manera, que Sam y Grace me parecían personajes planos y sin personalidad, y estúpidos. Que gracias a Isabel y Cole el libro ha dado más movimiento y que el final ha sido una auténtica caca.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS