Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
Sasy

No, no me gustó; y antes de que nadie me tache de bruja piruja, con escoba y todo, os voy a exponer mis razones. No me parece un libro que "diseccione a la perfección al adolescente común", lo siento, pero ni el protagonista, ni sus amigos, ni siquiera su profesor de literatura, me resultaron realistas. Solo tengo que mencionar que el chaval a los 15 años no sabía lo que era masturbarse... yo debo hacer crecido en un barrio marginal (pista: no) o algo porque los chicos de mi clase ya a los 13 años veían porno y esas cosas.

Por si esto fuese poco -el hecho de que me lo vendieron como algo que evidentemente no era, no solo la editorial sino también los lectores-, he de añadir también que me aburrí mucho durante gran parte de la novela, hasta la página 100 no consiguió engancharme del todo y lo dejé abandonado. Cuando ya lo retomé sí que estaba más o menos interesada, y es verdad que el final hace que todo cobre un poco de sentido, pero no. Stephen Chbosky no consiguió ganarme con su novela. Soy la oveja negra de la bloggosfera literaria con este libro, pero es así.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS