Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
Mon

Debo confesar que hasta ahora es el libro de Canción de hielo y fuego que más trabajo me ha costado terminar. En primer lugar, por mi afán de leerlo en voz alta para mi pareja y, en segundo lugar, porque había capítulos que me parecieron de lo más intrascendente (sobre todo los de Brienne). Al final se vuelve más emocionante, pero creo que sólo lo terminé por mi obsesión de no dejar mi lectura del libro inconclusa.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS