Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
Sasy

Tras Tormenta de espadas (y antes de ese choque de impacto que es Danza), Martin sorprende con un libro que si bien está perfectamente entramado y forjado... no es tan genial. Porque de vez en cuando permite que el lector se disipe, se aburra y se pregunte cuándo saldrá otro personaje de sus favoritos. Si bien sigue siendo un libro bueno, no llega al nivel del anterior. En este, más bien, nos recreamos en la prosa del autor, llena de simbología y metáforas, y muy rica en matices.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS