Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
0 votos
--

A solas con nacho

Se apartó, cerró la ventana, y se puso a caminar de un lado a otro de la estancia, con un paso de viajero presuroso. fueron sin duda la Isabella de Ariosto («La donna vecchia. arnica a' malandrini», Orlando furioso, XIII, 42) y la Urfrida de Scott (Ivanhoe, capítulo XXIV).? (...)
  • ISBN 9788496227026
  • Nº PÁGS 116
  • AÑO 2007
  • EDITORIAL DEL BLANCO EDITORES

Citas de A solas con nacho

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Libro sin críticas


SUGERENCIAS