Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de RiglesiasLos asesinos del emperador

Riglesias

La novela reproduce fielmente el esquema de la trilogía de Escipión. Apenas percibimos diferencias. Ni en el lenguaje. Ni en la forma de narrar. Ni… Es como si continuáramos inmersos en esa gran novela que es la Historia de Roma con la salvedad de haber dado un gran salto en el tiempo.
Posteguillo sigue fiel al esquema que le ha dado el éxito.
Una excelente ambientación. Bien escrita. Un estilo ágil. Un ritmo rápido… A veces, con ese toque, esas pinceladas de novela negra que la hacen tan amena. No hay duda de que mantiene el tono de rigor histórico que le es característico –sin duda lo hace de forma impecable, siempre se aprende algo- y que, al igual que en la serie anterior sobre Escipión, hay un excelente trabajo de documentación que combina a la perfección con la ficción necesaria para entretener y hacer que la historia crezca y avance, sin que nos resulte pesada en ningún momento. Ameno... muy ameno.
Los personajes están perfectamente dibujados y retratados... se notan cercanos... El autor nos introduce en la historia y en la "HISTORIA" por la puerta grande... Nos hace vivir las miserias y bondades de una Roma de tiranos opulentos y héroes sobrios donde el silencio es una virtud y pasar desapercibido una garantía de vida. Está claro que utiliza los ingredientes necesarios y en la dosis adecuada para que la historia funcione y nos atrape...
No sabe a nuevo, pero gusta aunque, al final, le queda a uno un regusto extraño. Nada hay que chirríe en él. La historia se deja leer con mucha fluidez, a pesar de rebasar las 1.000 páginas... Gusta. Conecta sin problemas con el lector... Pero....
Pero hay algo que no llena... No conquista ni arrebata como en la trilogía anterior...
Quizá -probablemente- porque nos sabe a conocido...
Quizá -probablemente- porque esperamos de él lo que ya sabemos...
Quizá -seguro- porque ha perdido esa capacidad de sorpresa que tiene lo nuevo...
Quizá -seguro- sea eso. NO SORPRENDE...
En algunas ocasiones pareciera que nos hubiéramos adentrado en un "péplum" donde algunos personajes rayan el absurdo y la depravación hasta bordear el estereotipo cinematográfico... un guión donde los malos son muy malos y los buenos muy estoicos. Quién sabe quizá fuera así... pero....
Quizá en ello consista esa "chispa" que echamos de menos. En el trazo de unos personajes históricos -reales- cuya huella, no por menos importante en el curso y devenir de la Historia, resultó menos grandiosa y con una personalidad menos atrayente.
No obstante, aún sin la pasión que despertaron en mí los anteriores, sigo diciendo de ella que es una novela de entretenimiento muy recomendable e, insisto, muy entretenida...
No hay más pretensiones...
No hay poso final cuando se cierra el libro...


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS